Dos en la Pasarela Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Nos vamos de boda con Eve y Jose a Algeciras

Ha pasado ya más de un año que esta pareja de guapos y simpáticos se dijo el "Sí Quiero". Son amigos y puedo decir que son un 10 y, por eso, su boda no fue para menos. Eve y Jose se casaron un soleado y precioso día en Algeciras, en la Iglesia de María Auxiliadora de Algeciras con el párroco Manuel, en una misa muy bonita, y la celebración en la Alcaidesa Club de Golf.













Para el Día B, Eve escogió un impresionante vestido de Pronovias, en concreto el modelo Lali que le quedaba como un guante: "En un principio quería hacerme el vestido, pero probándome vestidos en Pronovias para ver qué corte me sentaba bien y qué telas, di con este modelo, el primero que me probaba, y me encantó y ya no tuve dudas. Me probé dos o tres más pero no? Me alegro muchísimo de haberlo elegido porque no me compliqué con miles de pruebas, sabía qué tal me quedaba desde el principio, y las modistas se portaron muy bien conmigo, hasta que no me lo dejaron totalmente amoldado al cuerpo no pararon. No creo que haya que hacerse un vestido para que éste sea especial, lo importante es que tú te sientas bien con él y te sientas especial. Yo estaba encantada. El velo también lo elegí en Pronovias, doble sencillo. No me gustan los velos recargados, quería que todo fuese sencillo como el traje", nos cuenta la novia.

La verdad es que Eve estaba radiante, muy femenina y elegante. 

¿Se puede ser más guapa????? Yo creo que no.











Para el pelo eligió un tocado en plata vieja de Los Tocados de Marieta, una tienda monísima que está en Alberto Aguilera, en Madrid. Los zapatos se los hicieron a medida en Resán, en piel rosita claro en dos tonos diferentes. Eligió un ramo silvestre compuesto por rosas de pitiminí, lisianthus y fresias que le hicieron en la floristería Brezo de Algeciras, la misma que decoró la Iglesia y la Alcaidesa. "Quería un ramo de peonías, pero fue imposible porque no era la época de estas flores. Para las mesas elegí hortensias. Quería darle mucho color a la boda (y más con el día que hizo), qué mejor que flores silvestres en tonos rosas, verdes y morados", nos explica. "El ramo no lo entregué a nadie en especial, porque tenía ese día conmigo a mucha gente especial y no podía dividir el ramo en tantos trocitos. Tenía muchas amigas que lo merecían. Así que decidí recuperar una tradición que está en desuso pero que a mí me encanta: lanzar el ramo, y le tocó a una amiga que en 3 meses se echó novio y siguen felices".











Por su parte, Jose escogió un chaqué de El Caballo, en Algeciras, hecho a medida, que en lugar de ser un chaqué clásico, era un chaqué monocolor azul marino oscuro, ¡muy elegante!

La música de la Iglesia corrió a cargo de una formación de Málaga, el cuarteto de viento Tres Corcheas, con una soprano que cantó increíble el Ave María de Schubert. La ceremonia terminó con "La vida es bella". Toda la música fue clásica durante toda la ceremonia.



"Hasta que elegimos el sitio para la celebración nos recorrimos un montón. Al final nos encantó La Alcaidesa. Mis amigas de Algeciras, mi madre y mi suegra me ayudaron con la decoración: la mesa de chuches, los pompones, las flores, la mesa de firmas, etc. Mi tía me hizo una tarta y cupcakes increíblemente ricos. También hicimos los misales y los meseros de flores. Con las amigas de Madrid elegimos las lecturas para la ceremonia y las peticiones.
Además, dimos unos jaboncitos con un olor muy agradable. Casi todas las chicas me han contado que lo han puesto en su armario o en el cajón de la ropita interior y que aún huele cada vez que lo abren. También regalamos un alfiler de perla blanca, es un detalle que quería tener porque me parece una tradición de origen andaluz muy bonita. La novia se lo tiene que colocar a las chicas solteras con el adorno hacia abajo. Si a lo largo de la boda lo pierden, significa que encontrarán novio y que se van a casar. Más de una dio muchos saltos para ver si se le caía... A las casadas se lo puse con el adorno hacia arriba para que no lo perdieran."


"Sobre el baile, os cuento que Jose y yo bailamos un poco mal juntos, entonces queríamos aprender a coordinarnos un poco mejor, no pisarnos y que fuéramos al compás de la música. El vals nos gustaba y, además, no era demasiado rápido y el profesor nos animó mucho a que escogiéramos ese. Dimos 4 clases y luego estuvimos ensayando la semana antes de la boda en los ratitos que podíamos. La única que vio el ensayo fue mi madre dos noches antes de la boda en la terraza de mi casa porque Jose quería que nos diera su opinión. Mi madre dice que es uno de los recuerdos más bonitos y entrañables que tiene de los días previos a la boda y se emocionó mucho."



En la fiesta hubo carrito de palomitas y perritos calientes y por su puesto fotomatón.

Antes del DJ Pato Deluxe de Sevilla, tocaron unos amigos de los novios con su grupo también de Sevilla que alegraron a los invitados con rumbita.

Para las fotos confiaron en Cuatro Corazones.






















¡Brindamos para que Eve y Jose sigan siempre así de felices!

Fuente: este post proviene de Dos en la Pasarela, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Relación Amor-Odio con el Sol

Me he vuelto una obsesa de la protección solar. Cuando llegan estas fechas, aunque no vamos a la playa o a la piscina, el Sol de Madrid calienta de lo lindo. Solo el hecho de dar un paseo, hacer un re ...

Consejos para cuidar nuestros ojos

Empiezan a subir las temperaturas y muchos nos ponemos con la operación bikini. Cuidamos más lo que comemos y las clases en los gimnasios están a tope. Por suerte, la vida sana está cada vez más de mo ...

Etiquetas: generalbodas

Recomendamos