comunidades

Consejos para no engordar

¿Qué alimentos evitar?

No hace falta matarse de hambre ni seguir una dieta aburrida para mantener a raya los kilos.

 

Con un poco de constancia por tu parte y algunos trucos, comprobarás que es posible, incluso fácil, conservar la línea sin renunciar a comer bien y variado.

 

No engordar


 

(Imagen: Calzedonia)

 

No cabe duda de que los horarios son fundamentales para regular los hábitos alimenticios. Comer a la misma hora todos los días.

 

Lo más importante es repartir los alimentos en varias comidas al día (cinco es el número ideal), incluyendo un tentempié a media mañana y otro a media tarde. Y evitar el picoteo entre horas.

 

En este vídeo te mostramos meriendas y tentempiés saludables para controlar el peso fácilmente: 

 



 

Los alimentos ideales para no engordar

Poca agua en las comidas y mucha fuera de ellas. Es aconsejable beber al menos dos litros al día.

  Sopas y caldos de hortalizas, pollo y pescado.


  Hortalizas y vegetales de todo tipo.


  Carnes sin piel ni grasa. Pescado fresco, no envasado ni con salsas.


  Marisco


  Queso con menos del 30% de grasa.


  Fruta, sin pasarse y mejor sola que en las comidas.

  Té, café, infusiones.

  Condimentos, pepinillos, alcaparras, especias y hierbas.


  Edulcorantes artificiales bajos en calorías.


  Aceite, de 2 a 4 cucharadas al día.

 

 

No engordar

 

(Imagen: Somatoline)

 

Mejor...

...pan y cereales integrales que el pan blanco y los cereales refinados. No es que engorden menos, pero tienen más fibra y ayudan a la función intestinal.



Leche desnatada que leche entera, quesos blancos frescos que quesos cremosos o curados, frutos rojos del bosque que plátanos, higos, cereza o uvas, encurtidos (cebolletas, pepinillos) que aceitunas, pavo cocido que jamón serrano, y éste mejor que otros embutidos como chorizo, salchichón, mortadela...   

No engordar


 

(Imagen: Women Secret)

 

'Pecado mortal'

Fritos, rebozados, manteca y margarina. Salchichas, patés, hamburguesas (no caseras), patatas fritas y platos precocinados.

La piel de pollo, la grasa de la carne. Los embutidos en exceso. Cremas o natas, mayonesas, helados… Bollería, golosinas, galletas y chocolate. Alcohol, refrescos con azúcar o gas. El sedentarismo.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos