comunidades

Cómo hacer un perfume casero y natural



Un perfume es el mejor regalo para cualquier ocasión. Todos tenemos un perfume que nos gusta y con el que nos sentimos bien, un olor específico que hace que seamos nosotros mismos. Pero hay que reconocer que, en algunas ocasiones, ese perfume que tanto nos gusta es difícil de conseguir, y sobre todo por el tema económico, y aunque hay que reconocer que hay perfumes que se merecen los precios que tienen, pero para nuestros bolsillos es complicado poder llegar a tenerlos.

Pero hay una solución a este problema. Crear nuestros propios perfumes en casa. De esta manera, no solo tendremos el perfume que más nos gusta, sino que también podremos jugar con otros olores y mezclas. Quien sabe si quizá hasta encuentres un perfume único que no haya salido aún al mercado.

La esencia de una ciudad: resume en perfumes Valencia, Andalucía... Un perfume resalta la personalidad de una persona. Por eso tiene que ir acorde con lo que esa persona es. Cuando alguien da con el olor que le gusta y se lo pone, terminamos por reconocer a la persona solo por el olor. Por eso, el perfume que llevamos es tan importante.

Algunas veces podemos identificar incluso ciudades en los aromas. Se puede evocar en los perfumes Valencia con toque cítrico o aromas marinos, o el sur de Andalucía con olores que recuerden los patios cordobeses, las rosaledas sevillanas y un sinfín de matices diferentes, por ejemplo.

Las ventajas de hacer el perfume de manera casera es que puedes añadir esos toques que el perfume comercial no tiene. A veces ocurre que te gusta un perfume pero hay algo toques que quitarías. O al revés, algo que añadirías. Hacer el perfume tu mismo hará que puedas personalizarlo aún más.

No es muy complicado hacer un perfume casero y natural, hay varios elementos que siempre vamos a encontrar en un perfume como puede ser el alcohol o el agua, también suelen llevar aceites. Estas cosas puedes tenerlas ya en casa, así que solo te falta encontrar el toque de olor que quieras. Puedes mezclar casi cualquier cosa: ralladura de limón (o de naranja para evocar en los perfumes Valencia), canela, vainilla, etc. Hay multitud de olores agradables que pueden resultar en éxito para tus creaciones.

Lo importante a la hora de mezclar, además del buen gusto, es la imaginación. Aunque creas que una mezcla no tiene mucho sentido, por probar, no vas a perder nada. Al contrario, ¿quién sabe si no tendrás olfato para descubrir nuevas y alucinantes mezclas?

Descubre, practica, experimenta. Haz pruebas hasta que encuentres el olor que más te guste, más se adapte a ti o a la persona a la que quieras regalar ese perfume en particular. Ten en cuenta que algunas recetas será necesario dejarlas varios días, tal vez, un par de semanas, para que se mezcle bien y llegue a tener ese olor que buscas. Hay que tener paciencia, no todo es inmediato.

Una vez que hayas mezclado tu receta especial guarda el resultado en un bote. Mejor que sea de cristal y hermético. Después es importante no exponerlo a la luz del sol.

Cuando hayas encontrado tu perfume ideal, puedes ponerlo en una caja para regalárselo a esa persona especial en la que pensabas mientras hacías la receta. Y si es para ti, puedes empezar a usarlo.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos