comunidades

Cómo adelgazar con agua de avena

La avena es uno de los cereales más saludables que todos deberíamos incluir en nuestra alimentación, ya que además es una fuente de vitalidad y energía. Es la base de muchas dietas gracias a sus propiedades adelgazantes que ayudan a depurar nuestro cuerpo.


Vía Justine's Secret

Beneficios de tomar agua de avena

1. Cuida nuestro corazón. Contiene omega 6 y ácido linoléico, que forman parte de las conocidas grasas buenas y ayudan a reducir el colesterol malo.

2. Tiene efecto saciante. Además de tener muy pocas calorías, te quita el hambre. Esto es perfecto para evitar picar entre horas.

3. Depura nuestro cuerpo. Al tomarla, su fibra limpia nuestro cuerpo. Contiene aminoácidos para que el hígado produzca lecitina, necesaria para depurar el organismo.

4. Regula el azúcar. Es un aliado para lo diabéticos porque ayuda a controlar los niveles de glicemia.

5. Mejora el proceso de digestión. Al contener tanta fibra, regula el transito intestinal y ayuda a combatir el estreñimiento.

¿Por qué nos ayuda a adelgazar?

Tiene una explicación lógica. El agua de avena no engorda y su composición saludable a base de vitaminas, minerales y fibra tienen efecto saciante. Sentiremos que hemos comido mucho, pero en realidad hemos tomado pocas calorías y de manera sana. Otra razón es que elimina toxinas y, lo más importante, que impide que el cuerpo retenga líquidos porque actúa de diurético.


Vía Belleza para mujeres

Receta para hacer agua de avena

Ahora que sabemos todo esto es momento de a prender a preparar esta bebida tan saludable. ¡Anota los ingredientes!

- 1 taza de avena integral (no instantánea)
- 1, 5 litro de agua
- 1 cucharada de miel
- 1 pizca de canela

Empezamos poniendo la avena en un cuenco, lo cubrimos con agua y removemos. Esta mezcla tiene que reposar entre 7 y 8 horas para que la avena de hidrate. Pasado en tiempo lo colamos y aclaramos la avena con agua limpia. Ese agua donde ha reposado no debemos tomarla nunca, pues acumula enzimas y antinutrientes con el que conseguiremos el efecto contrario al que queremos. 

Después, en una licuadora o batidora mezclamos la avena hidratada y el litro y medio de agua hasta obtener un líquido blanco similar a la leche. Cuando esté lista, por último añadimos la miel y la canela para darle un gusto más bueno. Hay que conservarla en la nevera o refrigerador hasta 1 día y medio.



Cuándo y cómo tomar leche de avena

Para notar la pérdida de peso tienes que tomarla durante un mes. Con 1 o 2 vasos diarios durante 4 días en semana es suficiente, pero también lo puedes tomar a diario. Lo correcto es tomarlo en las primeras horas del día y en el desayuno es imprescindible. Si no haces ejercicio de manera regular, solo tómala por las mañanas, a medio día o antes de comer. En cambio, si sueles entrenar puedes permitirte tomarla por la tarde para rendir mejor.

Es importante tomarla siempre con algún alimento más. Si la tomas en ayunas, su alto contenido en fibra alertará a nuestro cuerpo avisándole de que hay que digerir, cuando en realidad nuestro estómago está vacío, por lo que haremos trabajar a nuestro organismo para nada. 

No tomes más de dos vasos al día, también depende de la cantidad de deporte que realices, pues la avena es carbohidrato y si abusas de ella, aportaremos a nuestro organismo un extra de energía que no vamos a utilizar y se convertirán en grasa.

Ya tenemos toda la información necesaria para incluir el agua de avena en nuestra dieta y empezar a notar cómo bajamos peso. Claro, esto siempre tiene que ir acompañado de un alimentación sana y un poco de deporte.

¿Te animas a probarlo?

Si os ha gustado, ¡contárnoslo en nuestro muro de Facebook!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos