Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

EL CUIDADO FACIAL, COSMÉTICA ADECUADA.

Se dice que “LA CARA ES EL ESPEJO DEL ALMA”…y tienen mucha razón!, ya que en la piel,  y más concretamente en el rostro, está reflejado todo nuestro organismo; es como un “ libro abierto” del que hay que conocer el idioma en que nos habla
.
Para mantener la piel sana, es necesario llevar una buena alimentación y hábitos de vida saludables, que nos ayudarán de “dentro a fuera”. La cosmética por tanto, es un gran aliado para mejorar aún más la piel, “de fuera hacia dentro”.

LA COSMÉTICA, CARACTERÍSTICAS GENERALES.
Un cosmético por tanto debe ser una ayuda para mejorar la calidad de nuestra piel pero, ¿Qué características debe cumplir?Debe mantener PH neutro de la piel en buenas condiciones y corregirlo en caso de estar descompensado. Si tiene principios activos para la dermis, debe estar fabricado para ser absorbible por la piel y penetra en ella.Debe permitir el correcto funcionamiento de la piel, por esto, los cosméticos decorativos NO PUEDEN SER TRATANTES.Dependiendo de lo ingredientes y proporciones que contenga el cosmético y del peso molecular que hayan conseguido en su fabricación, así será el resultado que obtengamos en nuestra piel.



El proceso para conseguir un bajo peso molecular capaz de introducirse por la piel hasta la dermis es costoso y necesita de materias primas de gran calidad para elaborarlo, por lo tanto, según el coste ya nos puede dar una idea de que cantidad de producto vamos a aprovechar realmente para nuestro beneficio.

Otro punto a tener en cuenta es la etiqueta, su composición. Por ley, queda estipulado que los ingredientes de un cosmético deben aparecer según la proporción que contengan, de mayor a menor. Te será útil para saber las concentraciones de vitaminas que contiene o si su reclamo “con caviar” del packinging es real o puro marketing. Si está al final de la lista, puedes estar segura que el extracto de caviar, ni lo ha visto ni lo conoce.
Que no te extrañe ver siempre el agua en primer lugar; es el ingrediente sobre el que se mezcla, emulsiona y trabajan el resto de ingredientes.

Pero “la pista más clara” de si tu cosmético es el adecuado o no, es la relación entre tiempo y resultados. Si después de 7 días de uso correcto no has experimentado ningún cambio visible positivo entonces es probable que debas cambiar.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos