comunidades

8 maneras de usar tu perfume correctamente y sacarle más provecho



Usar perfume parece de lo más sencillo, basta con rociar y eso es todo. Perfumadas y guapas al instante, listas para salir y encantar al mundo.

Pero no es exactamente así, existen algunos errores que comentemos comúnmente cuando aplicamos el perfume sobre nuestra piel. Y es que si cada una de nosotras ha ido desarrollando por su cuenta sus propios “métodos” para aplicarse perfume, también es verdad que no siempre lo hacemos de la manera más adecuada.



Entonces, ¿es posible que hayamos estando cometiendo algunos errores al ponernos el perfume a diario?  La respuesta es sí. Y el problema real es que estos errores le restan eficacia a la fragancia haciéndola a menudo durar menos, ¡obteniendo justo el resultado contrario a lo que querríamos! 



Si quieres conocer los mejores consejos para usar correctamente tu perfume y sacarle el mayor provecho posible, sigue estos 8 tips de los mejores maestros del perfume del mundo y, ¡tú olor será siempre irresistible! 


1. Usa la cantidad adecuada:

A todos nos gusta un buen perfume pero, ¡nunca el exceso! A la hora de aplicarlo debemos considerar que nuestra nariz se acostumbrará al olor en aproximadamente unos 10 minutos, pero esto no vale para las personas que nos rodean. Además, la persistencia del olor no dependerá de la cantidad que usemos, sino de su correcta aplicación. Por lo tanto, en la duda de cuanto aplicar, mejor menos que más.

2. El mejor momento para aplicar el perfume:

Este es, sin duda alguna, justo después del baño. Cuando nuestra piel está limpia y los poros dilatados por el calor del agua recibirán mejor las partículas de perfume. Debemos pero considerar algunos elementos, el primero es el de esperar a que la piel esté completamente seca. El segundo es el de evitar usar jabones de baño que tengan olores demasiado persistentes para evitar desagradables mezclas de fragancias. Una buena opción podría ser la de decantarse por un jabón o gel de baño de la misma línea de tu perfume.

3. Piel bien humectada:

Este es un truco que todos los expertos de perfumes aconsejan. La fragancia no funcionará a la misma manera sobre una piel seca ya que será absorbida más rápidamente. Por lo tanto es muy recomendable usar una buena crema hidratante sin olor para humectar bien la piel. Algunos expertos aconsejan para una mayor duración, aplicar un poco de vaselina en los puntos donde se pondrá el perfume.

4. Los mejores puntos para aplicar tu perfume:

Los mejores lugares son los de mayor calor debido al pasaje de una gran cantidad de sangre bajo ellos. El calor natural de estas zonas propiciará la intensificación de la fragancia. Además de las muñecas, detrás de las orejas, la nuca, la parte interna de los codos, la parte trasera de las rodillas, los tobillos, las clavículas y el escote; son zonas muy propicias para la aplicación de perfume.

5. ¡No frotes tus muñecas!

Ok, esto lo hacemos todas. Aplicas perfume en una muñeca y frotas sobre la otra. Nada más equivocado, ya que de esta manera rompemos los aceites esenciales alterando la composición del perfume y haciendo que se evapore más rápidamente. La manera correcta es aplicar por separado en cada muñeca una pequeña cantidad y esperar a que seque.

6. Como aplicarlo:

Si el envase tiene un rociador, deberás posicionarlo a unos 10-15 cm de la zona a aplicar y rociar. En el caso de no tener rociador, debes aplicar unas cuantas gotas sobre la punta de tus dedos y distribuirla en las zonas deseadas con pequeñas palmaditas, nunca frotando. Algunas personas acostumbran rociar el perfume el ambiente y colocarse debajo de la nube. Si bien no es incorrecto, se desperdicia mucha fragancia y esta pierde en efectividad y duración.

7. Perfume sobre la ropa, ¿si o no?: 

La regla general dicta un no. Algunos perfumes pueden contener sustancias capaces de manchar la ropa y, en general, la duración de la fragancia sobre la tela es mucho menor que sobre la piel. De hecho es recomendable esperar unos minutos antes de vestirse después de aplicar la fragancia. Si deseas que tu ropa comparta el olor, puedes rociarte perfume en las manos y pasarlo delicadamente sobre las prendas. La única excepción a esta regla es en los climas muy calurosos, donde el exceso de sudoración resta eficacia a la aplicación del perfume sobre la piel. En estos casos puedes optar por reforzar la duración de la fragancia aplicando un poco sobre la ropa.

8. Donde no aplicar perfume:

Hay algunas zonas donde nunca es conveniente aplicar perfume. Los dos principales son el rostro, ya que los componentes químicos podrían provocar irritaciones, resequedades y hasta manchas; y el cabello donde, si bien el perfume se fija con persistencia debido a las fibras porosas, puede causar resequedades indeseadas. Lo mejor, en el caso de querer tener una melena perfumada, es rociar un cepillo y después cepillar el cabello. Otro consejo: nunca rocíes perfume sobre tus joyas, podrían deteriorarse o provocar irritaciones sobre tu piel.



¿Qué te han parecido estos tips?, ¿tú tienes alguno más? Compártelos conmigo y, ¡te espero en el próximo post con más ideas que facilitan tu vida!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos