comunidades

Rutina para tratar el vello enquistado tras la depilación

Seguro que a muchas de vosotras en alguna ocasión os han salido unos granitos indeseables justo después de la depilación, o quizás, hasta algún ganglio inflamado por pasaros la cuchilla por la zona de las ingles.

Estos problemas lo producen los vellos enquistados. Son pelos que se enroscan sobre sí mismos, durante su crecimiento la punta del vello penetra en la piel y no puede salir correctamente, lo que produce una inflamación.

Si se produce un quiste, es algo más problemático ya que tendrías que someterte a una pequeña intervención quirúrgica, por ello, hoy te voy a enseñar cómo deshacerse de ese vello enquistado que tantos problemas nos da a casi todas las mujeres que nos depilamos.



1. Una ducha con agua caliente.

El agua caliente va a abrir nuestros poros y va a relajar la epidermis haciéndola más receptiva al tratamiento que vamos a aplicar.

2. Exfoliación.

Necesitamos exfoliar y estimular la zona afectada, pero con cuidado. Hazlo de forma suave. Puedes utilizar un guante de esparto o cualquier exfoliante. También puedes hacer tu exfoliante casero utilizando café, aceite de oliva, sal gorda y miel.

3. Aceites esenciales. 

Después de realizar los dos pasos anteriores utilizaremos un aceite esencial de hamamelis, este aceite ayuda a reducir las inflamaciones y las infecciones y estimula la circulación sanguínea.
Aplica una gotita en la zona afectada y haz un suave masaje con un bastoncillo.

4. Cómo extraer el vello enquistado.

Una vez que veas la punta del vello, cógelo con unas pinzas de depilar previamente desinfectadas y extráelo. Después, aplica aloe vera en la zona para facilitar su cicatrización.

Repite este proceso cada vez que tengas un vello enquistado, verás como cada vez tendrás menos.

¡Cuéntanos tu experiencia!

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos