Idea guardada 130 veces
La valoración media de 168 personas es: Muy buena

Cómo aclarar las axilas con remedios caseros

El bicarbonato de sodio y el pepino se convertirán en excelentes aliados si te preguntas cómo aclarar las axilas

¿Te gustaría saber cómo aclarar las axilas debido a que esta zona de tu cuerpo suele tener un tono grisáceo que te impide levantar los brazos con seguridad y comodidad?

En ese caso te gustará conocer los remedios caseros que te proponemos en ¡Siéntete Guapa!, ya que se elaboran con ingredientes naturales ricos en propiedades aclarantes capaces de atenuar las manchas oscuras provocadas por los rasurados o el exceso de sol.

Entre ellos encontramos el bicarbonato de sodio, el limón y el pepino; unos productos muy económicos que te serán de ayuda si deseas presumir de unas axilas más claras y bonitas.

Cómo aclarar las axilas con pepino

El pepino es una hortaliza rica en agua, vitamina E y aceites naturales capaces de aclarar la piel, hidratarla en profundidad y mantenerla joven y libre de manchas.

Ingredientes

Medio pepino

Medio vaso de agua

Un disco de algodón

Elaboración

Retira la piel del pepino y corta la hortaliza en varios trocitos.

Coloca los pedacitos de pepino dentro del vaso de la batidora junto al agua y bate el preparado durante unos segundos, hasta que parezca un zumo.

Hecho esto empapa un disco de algodón en esta solución casera para poder extenderla sobre las axilas.

Deja que el pepino actúe durante unos 30 minutos y, transcurrido ese tiempo, retíralo con agua.

Recuerda que deberás usar este remedio casero para aclarar las axilas a diario si deseas obtener excelentes resultados.
Cómo aclarar las axilas con remedios caseros


Cómo aclarar las axilas con limón y bicarbonato

El limón y el bicarbonato son dos productos que se pueden adquirir en cualquier supermercado por muy poco dinero y que permiten lucir unas axilas más bonitas debido a sus propiedades aclarantes.

Ingredientes

Medio limón

Un poco de bicarbonato de sodio

Una cucharada de agua

Elaboración

Exprime el limón y vierte su jugo en el interior de un vaso junto a la cucharada de agua, que te permitirá rebajar la acidez del zumo.

Agrega el bicarbonato poco a poco hasta haber formado una pasta homogénea y, cuando esté lista, aplícala en las axilas con un suave masaje en círculos.

Deja que la solución actúe durante unos diez minutos.

Finalmente, retira la mezcla con agua, seca las axilas con una toalla y usa un desodorante natural que también incluya limón en su composición.

Puedes poner en práctica este remedio casero una o dos veces a la semana. Los remedios caseros y naturales también te darán la oportunidad de eliminar los granos.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo tratar los principales problemas de la piel

La psoriasis, la rosácea y el acné son algunos de los problemas de la piel más habituales Saber cómo tratar los principales problemas de la piel te dará la oportunidad de potenciar la belleza del rost ...

El jabón ideal para cada tipo de piel

¿Quieres saber cuál es el jabón ideal para cada tipo de piel? Sigue leyendo y lo descubrirás Saber cuál es el jabón ideal para cada tipo de piel te ayudará a potenciar la belleza del rostro y el cuerp ...

Recomendamos