Radiante de éxito Idea guardada 3 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

ILUMINAR EL ROSTRO

Esta es una de las técnicas de maquillaje que más gusta entre nuestras clientas y amigas. Es el toque final  para una imagen fresca y natural. Un aliado estratégico que puede hacer milagros, llenar tu rostro de luz y eliminar rastros de fatiga y cansancio con unos cuantos toques en las zonas adecuadas.

El proceso de iluminación consiste en aclarar determinadas zonas de la cara, el iluminador es un producto que contiene partículas que atraen la luz, así la piel se ve más luminosa y llena de vida. 

¿ Cuándo utilizar el iluminador? 

Básicamente, siempre que quieras. Especialmente, cuando tengamos el rostro apagado y sin vida, después de una mala noche o para combatir los signos de cansancio. Podemos hacernos retoques siempre que lo necesitemos.

Puede aplicarse en solitario o una vez hayas terminado de maquillarte, después de la base, polvos y/o rubor. Puede complementar al corrector de ojeras pero recordar que cada uno hace su función, el corrector corrige y el iluminador da luz. El iluminador no se aplica en zonas oscuras o imperfecciones porque lo que conseguiremos es destacarlas más.

Tipos y tonos de iluminador

Mary Kay dispone de dos presentaciones de iluminador:
Lápiz iluminador

Lápiz iluminador Mary Kay


El formato en crema es ideal para aplicar en zonas concretas y más pequeñas del rostro. El formato en polvo se puede utilizar para cubrir áreas más amplias

Polvos iluminadores

Polvos iluminadores Mary Kay

En cuanto al tono, elegir lo más parecido a al nuestro  de piel, recuerda que lo se pretende es un acabado natural, que te deje más guapa sin parecer que has hecho nada para ello.

¿ Dónde aplicar el iluminador?

Si quieres dar luz y vida a tu rostro, éstos toques sencillos: pómulos, lagrimal, arco de la ceja, frente y barbilla.

Aplicar sólo una mínima cantidad, queremos destacar virtudes, no defectos.

Ángulo interno del ojo o lagrimal, en especial en los ojos hundidos.
Ángulo externo del ojo, en especial en ojos caídos.
Por debajo del punto más alto de la ceja. Si el ángulo de la ceja está muy marcado, necesitará menos aclarado. Con esta aplicación, ampliamos la mirada y se provoca un efecto visual de levantamiento de párpado. También puedes utilizarlo por encima de la ceja para resaltarlas.
En el centro de la frente aportará luz general en todo el rostro.
Las líneas de la nariz alrededor de las aletas, siempre y cuando no sean demasiado anchas. Hace que se difuminen las sombras que se forman en este área.
Cómo aplicar en el rostro el iluminador


En la parte más elevada de los pómulos. Puedes hacer una especie de "C" desde el lateral de la nariz hasta la sien. El iluminador en este punto, hace que los pómulos resalten más y el maquillaje quede muy vivo. Focaliza la luz en esta zona y afina la cara.
Caballete de la nariz. Si en él se aplica un aclarado ancho, la nariz siempre parecerá más ancha.
Un toque en barbilla la para redefinir el contorno del óvalo.
Por encima del arco de Cupido, la línea superior que defines con tu perfilador de labios. 
Comisuras de la boca, en especial si están algo caídas
Os damos las gracias por leernos y os invitamos

a que nos dejéis vuestros comentarios.

cenefa


¡Tu opinión cuenta!

Fuente: este post proviene de Radiante de éxito, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La manicura en gel, pros y contras

Hoy queremos dedicar nuestro post a un tema que hemos visto os preocupa cada vez más y sobre el que hay mucha información contradictoria, se trata de la manicura en gel o semi permanente. Desde hace y ...

Estrés y retraso menstrual

El nuevo anuncio de Campofrío reúne a las "Mujeres al borde de un ataque de nervios" para transmitir un claro mensaje de los momentos de estrés y presión que sentimos las mujeres en la vida ...

Recomendamos