Blog de Actitudfem Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Los primeros dos años son decisivos en un matrimonio, lo dice la Ciencia

Ya sea que estés casada o decidieras mudarte con tu pareja: compartir tu vida con alguien no es fácil.

 

Pero, descuida, no estás sola. De hecho, los dos primeros años son muy caóticos para la mayoría de las parejas, y muchas no pasan esta prueba.

 

A medida que se estudia el tema del éxito matrimonial y el divorcio, las investigaciones muestran que la forma en que una pareja resiste sus primeros dos años juntos puede hacer o deshacer su matrimonio.

 



 

 

El doctor Ted Huston de la Universidad de Texas, en Austin, estudió los predictores de la satisfacción conyugal y los factores estresantes.

 

Este estudio con 156 parejas mostró que los matrimonios de recién casados y los cambios en su unión durante los primeros dos años presagian su destino marital a largo plazo después de trece años.

 

"La desilusión se refleja en una disminución del amor, la disminución de amor impacta en la manifestación de afecto, esto a su vez impacta en la convicción de que el cónyuge es el indicado y hay un aumento en la ambivalencia de las parejas que se dirigen al divorcio", detalla.

 

Los investigadores también descubrieron que "las diferencias entre los grupos felizmente casados y desafortunadamente casados venían justo después de que se casaron".

 



 

Las parejas que se divorciaron en los primeros dos años mostraron signos de desilusión y fueron negativas entre sí en los primeros dos meses de su matrimonio.

 

Es una señal de problemas si una pareja de recién casados comienza a desilusionarse durante el primer año.

 

Las parejas que todavía estaban felizmente casadas eran parejas que podían tener sentimientos positivos sobre su cónyuge durante este período temprano de su relación.

 



 

 

Focos rojos en un matrimonio que apenas comienza

 

Especialistas enumeran las señales de que algo no anda bien en un matrimonio que acaba de comenzar.

 

- Falta de romance e intimidad

- Incapacidad para divertirse juntos

- Egoísmo

- Miedo al conflicto

- Faltas de respeto

- Compromiso excesivo de tiempo con otras cosas

- Gastos excesivo

- Demasiada dependencia de los padres

- Problemas sexuales

- Adicciones y / o abuso de sustancias

- Abuso emocional y / o físico

- Expectativas irreales

- Casados muy jóvenes o por razones equivocadas
 

 

¿Qué hacer?

 

Lo mejor que puede hacer es tener una conversación abierta y honesta con su cónyuge, sin culpar, acerca de sus preocupaciones.

 

Puede comenzar diciendo algo como: "Creo que los dos estamos luchando para adaptarnos a estar casados".

 

Desde aquí puede averiguar qué opciones podrían ser adecuadas para ambos. Podría ser leer libros de autoayuda, acudir a terapia por separa o de pareja, o buscar orientación en su lugar de culto.

 

Como ya dijimos, compartir tu vida con alguien más no es fácil, pero si lo hacen funcionar, valdrá toda la pena.

 

Con información de VeryWellMind

Fuente: este post proviene de Blog de Actitudfem, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos