comunidades

Cómo hacer un frohawk con extensiones

El peinado que te traigo hoy, un frohawk con extensiones, es un recogido bastante sofisticado que puedes lucir en cualquier evento social al que quieras ir y destacar con un peinado elegante.

No es nada difícil de hacer y te lo puedes hacer incluso teniendo un pelo afro 4C como el mío y te va a quedar muy bien. Así que siéntate a ver el vídeo y a continuación te explico cómo hacer este frohawk con extensiones.



Qué es un frohawk

Un frohawk no es otra cosa que una cresta, pero hecha con un pelo de textura afro. El nombre se toma del inglés, modificando la palabra mohawk (que significa Mohicano).

Las crestas, originalmente, se hacen rapando el pelo de los laterales de la cabeza. No te preocupes, chiqui, que también se puede hacer sin necesidad de raparse, y eso es lo que te voy a explicar en el post de hoy para que puedas hacerte tu cresta cuando quieras.

Qué necesitas

Antes de explicarte cómo hacer esta cresta o frohawk con extensiones, déjame que te cuente qué vas a necesitar para poder lucirla.

Un peine de cola de ratón para hacer las particiones es el cabello.

Un gel fijador, como por ejemplo algún producto de la marca EcoStyler Gel. Yo he utilizado el EcoStyler Gel de aceite de argán que me mandó Sophia Black y que te enseñé en este post.

Un cepillo para desenredar y recogerte el pelo, como por ejemplo el Denman Brush que yo uso.

Un cepillo de cerdas de jabalí.

Gomas del pelo para recoger tus moños

Horquillas para fijar el cabello

Extensiones de pelo kinky como este.

Una lista de reproducción de música que te guste y te entretenga mientras te peinas.
Cómo hacer un frohawk con extensiones.


Cómo hacer un frohawk con extensiones

Ahora que ya tienes los elementos que necesitas, y que estás escuchando tu lista de música favorita, ya puedes empezar el proceso, y yo te voy a contar cómo lo he hecho yo.

Este es uno de los pocos peinados que me hago sin haberme lavado el pelo previamente, así que tengo que empezar humedeciendo el cabello y aplicando un acondicionador sin aclarado. Como ya sabes que soy muy fan de Shea Moisture, he utilizado el Jamaican Black Castor Oil Strengthen & Restore Leave-in Conditioner.

Tras aplicar el acondicionador sin aclarado, he puesto un gel fijador, en este caso, el EcoStyler Gel de aceite de argán. Aplico el gel fijador por encima del acondicionador generosamente (sí, no tengas miedo de aplicar mucho producto). Después de poner el EccoStyler en el pelo peino, primero con mi cepillo Denman y después con un cepillo de cerdas de jabalí para fijar todo el pelo.

Voy a hacer dos secciones en mi pelo. La primera la hago a la altura de las orejas y la segunda, hacia la parte trasera de la cabeza, de forma que el pelo me quedará dividido en tres secciones que recogeré en tres moños o coletas en el medio de la cabeza, consiguiendo así el efecto rapado en los laterales, tan típico de la cresta.

Suelto el primer moño, aplico de nuevo el gel fijador con generosidad, sobre todo en los bordes y en la zona donde hice la partición del pelo, y  de nuevo peino con los dos cepillos0. Recojo el pelo, con un coletero, haciendo un moño, y eso es lo mismo que voy a hacer con las otras dos secciones.

Con los tres moños hechos, voy a ponerme un pañuelo para fijar bien el peinado, sobre todo los bordes para que el gel fijador haga su trabajo. Lo suyo es que te dejes el pañuelo puesto hasta que sientas que el pelo está seco. Mi consejo es que, si vas a lucir el peinado por la tarde, te lo hagas por la mañana; y que si lo vas a lucir por la mañana, te hagas el peinado la noche anterior. En el caso de que tengas prisa y no puedas esperar esas horas (como fue mi caso),  siempre puedes pasarte el secador con calor para acelerar el proceso.

Colocar las extensiones

Una vez que notes que el pelo ya está bien recogido y que el gel fijador ha hecho su trabajo, toca poner el pelo postizo. Yo he utilizado un pelo de textura kinky, que es el que más se parece a mi pelo. Cada vez estoy más a favor de usar estos cabellos, porque le dan un acabado algo más natural a los recogidos del que da el pelo de kanekalón liso.

Como es un poco galimatías explicarlo, yo creo que es mucho más interesante que mires el vídeo con atención para ver bien los pasos que tienes que seguir. Aún así, yo voy a intentar explicártelo.

Cojo una goma del pelo y la pongo en medio del mechón de postizo y lo peino un poco para quitarle la forma y que quede sin definición, como queda mi pelo natural.

Una vez que lo he peinado, cojo la goma del pelo y la pongo en el moño de detrás, en el de abajo del todo, cerca de la nuca. Enrollo el mechón para hacer un moño postizo que tape el moño de mi pelo y lo aseguro con tantas horquillas como sean necesarias.

En ese mismo moño pongo otro mechón, al que previamente también le he puesto otro coletero y he peinado y lo enrollo para hacer otro moño que quede por encima del primer moño que he hecho.

Voy con el segundo moño, al que también le pondré dos mechones de pelo kinky para enrollarlos, como he hecho antes, y los aseguraré con horquillas. Si ves que lo necesitas, poner una gomita pequeña en la punta del mechón te ayudará a enrollar mejor el postizo.

Y ya solo queda poner el pelo postizo en el moño de delante. Pongo un mechón por detrás, y otro mechón por delante, cubriendo el moño hecho con mi pelo natural.

Y voilà. Ya tenemos el hawk terminado.

Algunos consejos

Ya sabes que, normalmente, los peinados que suelo llevar los hago con el cabello recién lavado y limpio, con la idea de llevarlos toda la semana. Sin embargo, y como te he dicho al principio, este peinado lo hago en cualquier otro momento. De hecho, es un peinado que prefiero hacer el día antes de lavarme el cabello. Y esto es por la cantidad de producto que uso para hacerlo.

Para que el pelo de los laterales quede bien sujeto, es necesario usar una gran cantidad de gel fijador. Eso implica que en tu pelo va a quedar mucho producto acumulado. Es por este motivo que yo prefiero llevarlo y después quitármelo y lavar el pelo.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que este peinado es un poquito Mírame, pero no me toques; y, además, no es un peinado que vayas a poder llevar varios días. Es un peinado para una ocasión especial, y no un peinado de batalla para llevarlo más allá de unas horas. Así mismo, y por su componente de peinado Mírame, pero no me toques, ten presente que no podrás andar toqueteándote demasiado la cabeza para que no se desmonte, así que mucho cuidado.

Teniendo en cuenta estas consideraciones y sabiendo en qué ocasiones puedes lucirla, ¡disfruta de tu cresta, chiqui!

Ahora es tu turno. Cuéntame si conocías este peinado y si te lo has hecho alguna vez.

Fuente: este post proviene de Diario de la negra flor, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Mucho se está hablando estos días de Conguitos a raíz de su branding racista y cómo este supone una falta de respecto hacia las personas afrodescendientes. Estos días se ha reactivado una petición en ...

Recomendamos