Nazareth Romero Idea guardada 392 veces
La valoración media de 1625 personas es: Excelente

¡Prueba! Rejuvenecimiento facial en sólo 4 días

Seguro te has detenido frente al espejo y has notado tu piel un poco maltratada, cansada del día a día e incluso, un poco sucia. La piel de nuestro rostro es la que recibe todo el maltrato de la contaminación a diario y por ello, merece que le dediquemos unos minutos y hacerle un ritual para su cuidado todos los días.

Si no has limpiado la piel de tu rostro en unos días, te recomiendo que sigas los pasos que hay en este post, para que la limpies a profundidad, la hidrates y la rejuvenezcas en tan solo 4 días, ¡Toma nota! 



Día 1: Limpiar la piel

Es muy importante que no te saltes este paso, pues con esto vas a retirar superficialmente toda la suciedad y grasa que se encuentre en tu rostro. Prepará tu piel para los siguientes días y te ayudará a que el rejuvenecimiento facial se lleve acabo más rápido.

- Para hacerlo vas a necesitar: media taza de avena y una taza de leche.
- Agrega la leche a la avena y espera 10 minutos a que se haga suave.
- Pasados los minutos, con tu mano revuelve la avena con la leche.
- Saca una pequeña cantidad y ponla sobre tu mano para dar ligeros masajes en círculos en tu cara hacia afuera.
- Deja sobre tu piel 15 minutos y enjuaga con agua fría.
Seca la piel con una toalla limpia y con pequeños toquecitos.
Aplica gel hidratante y ve a dormir.
Lava tu cara por la mañana.



Día 2: Exfoliar la piel

Antes de seguir con este paso, vas a lavar tu rostro con jabón neutro o alguno que tengas especial para tu cara, después de esto viene la exfoliación. ¿Cómo lo vas a hacer?

Combina 1/3 de taza de azúcar con 1/3 de taza de leche y revuelve.
- Con tus dedos, aplica suavemente en forma de círculos hacia afuera sobre tu rostro. ¡ No lo hagas con mucha presión porque puedes irritar el área!
- Deja reposar por 5 minutos sobre tu piel. 
- Enjuaga con agua fría.
Seca tu piel y agrega gel hidratante.
- Ve a dormir y no olvides lavar tu cara por la mañana.



Día 3: Aclara tu piel 

Lava tu cara antes de iniciar, después comenzarás el proceso para aclararla. Para ello necesitarás:

Mezcla en la licuadora un vaso de leche, 4 fresas y una cucharadita de aceite de almendras.
- Aplica sobre tu rostro. 
- Deja reposar la mascarilla por 30 minutos.
Retira con agua fría y seca con pequeños toquecitos.
- No olvides poner crema o gel hidratante y ¡a dormir!



Día 4: Hidrata tu piel

Una vez que ya hayas limpiado tu rostro es momento de comenzar a hidratarla. Para ello vas a ocupar:

-  1/3 tercio de taza de leche y la mitad de un pepino en la licuadora mézclalos
- Aplica una capa suavemente sobre tu cara.
- Déjala reposar por 30 minutos y enjuaga con agua fría.
- Seca y aplica tu gel hidratante. 



Aquí tienes estos maravillosos pasos para consentir a tu piel que ¡te encantarán! Te los recomiendo al 100% porque no dañarán tu piel y le aportarán muchísimos nutrientes a tu cara que te dejarán como nueva. Puedes hacer todo este pequeño ritual una vez al mes para mantener tu piel limpia. Si no quieres hacer todo este procedimiento, solo asegúrate de lavarte todos los días la cara antes de iniciar tus actividades y quitarte el maquillaje antes de ir a dormir. 

Si te ha gustado este post no dejes de leer el siguiente, encontrarás muchos tips que te serán útiles. ¡Hasta la próxima!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos