comunidades

Los juguetes eróticos masculinos triunfan en el 2022

Los juguetes eróticos masculinos han existido durante mucho tiempo, aunque las versiones antiguas no tenían mucho para destacar.

De hecho, los arqueólogos descubrieron recientemente un gran grupo de productos para el placer personal confeccionados con pieles, membranas animales e incluso hogazas de pan.

El auto placer no es nada nuevo, pero la industria que lo rodea sí lo es (más o menos) y este tipo de artículos han ido actualizándose y cada vez han ido apareciendo nuevos modelos de juguetes eróticos.



Aunque los hombres (y las mujeres) han podido comprar libremente juguetes eróticos durante décadas, el mercado de tales productos no siempre fue tan grande como lo es ahora.

La idea de tener un plug anal o una herramienta multifunción para masajear la próstata era una quimera antaño, pero gracias a las innovaciones y una merecida aceptación por parte de la sociedad, los juguetes eróticos masculinos son ahora más frecuentes que nunca.

Los hombres más fogosos tienen un montón de opciones ahora, ya no tienen sus cuerpos sujetos a métodos vergonzosos que sean potencialmente peligrosos.

La afluencia de diferentes opciones es muy emocionante para el aficionado promedio a los juguetes eróticos, pero a ese mismo hombre, a menudo, le resulta difícil encontrar un dispositivo decente.

Con tantas opciones disponibles, es casi imposible saber qué productos son los mejores. Pero antes de nada, hazte las siguientes 3 preguntas antes de comenzar:

¿Cuánto sé sobre juguetes eróticos para hombres?

¿Alguna vez he usado un juguete sexual masculino de algún tipo?

¿Qué tiene que decir mi pareja sobre todo esto?
Buscar el mejor producto puede crearte un dolor de cabeza (literalmente), pero eso no significa que no haya un método para la locura.

Apostar por disfrutar con las manos desnudas ya está reservado únicamente para novatos, ahora lo que se lleva es un vibrador anal, por ejemplo.

Intensificar el juego con un producto de placer bien hecho es la mejor manera de aumentar el goce tanto de tu pareja como el tuyo propio.

Incluir los juguetes eróticos mejora la vida sexual al instante. Y si ya estás convencido de ello, solo me falta darte la bienvenida a las grandes ligas, muchacho.

Pero antes de comenzar a comprar tus mejores juguetes personales, recuerda algo de suma importancia: la limpieza de los productos, antes y después.

Consulta siempre el manual del fabricante para conocer las instrucciones específicas, ya que cada dispositivo se fabrica de manera diferente.

Sin embargo, en general, puedes limpiar tus juguetes eróticos enjuagándalos con agua tibia y fresca. Continúa con un lavado abundante con jabón hipoalergénico no abrasivo o limpiador de juguetes para garantizar la máxima higiene.

Cuando hayas terminado, permite que tu dispositivo se seque por completo antes de volver a guardarlo. Y si tu juguete es electrónico o funciona con baterías, asegúrate de quitar las partes impermeables del mecanismo antes de exponerlo a la humedad (a menos que el fabricante indique lo contrario).

Y ya solo os toca disfrutar con vuestros nuevos juguetes o pasarlo genial también si eres single por el momento

Fuente: este post proviene de Hombre y Estilo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchas veces he oído decir, da igual el color de mis calcetines, si total, no se van a ver… la verdad es que yo antes pensaba igual, que el uso de tales o cuáles calcetines no era importante, c ...

Recomendamos

Relacionado

bolas chinas salud

Tal vez hayas oído hablar de las famosas bolas chinas. Seguramente a raíz de libros eróticos como 50 Sombras de Grey, en las que se empleaba este juguete sexual, estas se popularizaron enormemente. A pesar de ello, no debemos llevarnos a engaño. La sensación de placer que puede proporcionarnos unas bolas chinas, son muy diferentes de mujer a mujer. Debido a nuestra propia fisiología, el número de ...