comunidades

Los 7 Consejos clave a la hora de aplicar la base de maquillaje

Uno de los elementos más importantes a la hora de maquillarnos es la base de maquillaje, que es el encargado de dejarnos la piel lisa, uniforme y sin imperfecciones. Este paso se convierte en uno de los más complicados e importantes para mostrar un buen acabado facial, armonioso y bonito.

Teniendo este objetivo en mente, hoy os traemos 7 consejos para aplicaros correctamente la base de maquillaje que os hará la vida mucho más sencilla:

Para empezar: rostro limpio 

La base de maquillaje no hace milagros; se encarga de acentuar lo que ya traes contigo. Por tanto, es esencial mantener un cuidado previo de la piel. Teniendo esto en mente y una vez puestos manos a la obra, debes limpiar en profundidad tu cara antes de aplicar ningún tipo de maquillaje. Para ello, debes limpiar muy bien para prevenir la posibilidad de poros obstruidos, así como también para eliminar cualquier tipo de suciedad que pueda impedir tu belleza natural. Una vez limpio, debes exfoliar tu rostro con suavidad para deshacerte de las células muertas que se acumulan en tu piel. Por último, debes aplicar una crema hidratante ya que la base de maquillaje que usaremos a continuación se funde mucho más y mejor en una piel hidratada.

Ve con calma con la preparación de la piel

Está claro que, en ocasiones, las prisas nos lo impiden, pero, en la medida de lo posible, trata de tomarte el tiempo que necesites para preparar la piel antes de aplicarte la base de maquillaje: si tienes enrojecimientos, brillos o pigmentación desigual, aplica con tranquilidad los preparativos para corregir esas imperfecciones.

Prudencia

No te pases con las cantidades de maquillaje: empieza siempre aplicando pequeñas cantidades y ve aumentándolas poco a poco; de esta manera, evitarás excesos de maquillaje que resultarán muy poco naturales y evitarán que consigas la cobertura perfecta. La misión es aplicar maquillaje solo donde sea preciso.

Aplicar el maquillaje desde el centro hacia fuera

Trata de concentrar el maquillaje en el centro del rostro y, a partir de ahí, ve extendiéndolo con suavidad hacia las partes más externas de manera regular. Comienza con una pincelada en el centro de la nariz, centro de la frente y de la barbilla y ve esparciéndolo poco a poco.

Nada de frotar

Sea cual sea el método que utilices a la hora de aplicarte el maquillaje, no frotes. Trata de extender la base con delicados toques, presionando con la brocha, la esponjilla o los propios dedos. El objetivo es aplicar el maquillaje a través de un suave punteo.

Ojo con las orejas

No te olvides de extender el maquillaje también por la zona de las orejas para evitar cortes y apariencias poco naturales.

Usa corrector solo donde sea preciso

Hay lugares más sensibles en nuestra piel que el maquillaje por sí solo no es capaz de camuflar; es el caso de ojeras, granos o puntos rojos: en estas zonas puedes emplear el corrector y fundirlo con el maquillaje para que no se note. ¡Pero úsalo con cuidado y en pequeñas cantidades!

Fuente: este post proviene de La Botica de Guardia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos