Belleza

ValeriaGLara Idea guardada 20 veces
La valoración media de 67 personas es: Muy buena

Consigue una piel radiante con estos simples pasos




Este año uno de mis propósitos es mantener el cuidado de mi piel, más ahora con los cambios de temperatura la piel de mi rostro sufre un poco y comienza a resecarse y perder el brillo, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta que hay unos puntos clave que ayudan a que esto no ocurra.

Lo primero es la hidratación, una piel humectada se nota porque tiene brillo, luminosidad y hasta un poco de color. Toma por lo menos 2 litros de agua diarios o consume alimentos que contengan mucho líquido como la jícama, el pepino, etc. Posteriormente hidrata tu rostro y cuerpo con algún producto de acuerdo a tu tipo de piel, para el rostro te recomiendo una crema que contenga vitamina C o una sheet mask ya que estas permiten que el suero se impregne y penetre por completo tu piel.




Lava tu rostro con un limpiador que no sea muy agresivo con tu piel, hay que preservar los aceites naturales de tu rostro para que así no se reseque e irrite. Busca un limpiador que se adecue a tu tipo de piel pero que contenga ingredientes naturales, si sientes que este no retira del todo las impurezas para eso está nuestro tercer punto clave: la exfoliación.



Con el exfoliante retiras piel muerta e impurezas de tu rostro o cuerpo, pero hay que tener cuidado de no abusar de ellos porque pueden causar irritaciones. Comienza utilizándolo dos veces por semana y aplicándolo de manera suave a la piel, sin tallar en exceso para no lastimar, posteriormente puedes ir aplicándolo con más frecuencia ya que sientas que tu piel se ha acostumbrado a este proceso.

Hay dos tipos de exfoliantes, los que son en scrub (con bolitas limpiadoras) y los que son químicos que contienen ácidos (glicólico, láctico, salicílico), puedes escoger de entre estos dos dependiendo del resultado que busques.




Es importante aplicar las cantidades necesarias de estos productos, hay que encontrar el balance necesario que le sirva a tu piel. En esta imagen se muestra las cantidades promedio que se debe utilizar de las cremas, limpiadores y exfoliantes, pero si sientes que tu piel necesita un poco más puedes ir midiendo cantidades y ver con cuales te dan los resultados que deseas.



Para complementar esta rutina, es importante ser conscientes de lo que consumes, esto no quiere decir que estés en una dieta rigurosa y no comas nada de lo que te gusta, es simplemente que le des a tu cuerpo lo que te pide, encontrar un balance saludable y que sientas satisfacción con tu alimentación sin privarte de tus gustos.

El agua, frutas, verduras y algunos cereales son alimentos básicos que puedes implementar a tu alimentación y que lograran un efecto positivo en tu piel.



Por último, quiero compartirte algunos productos que pueden facilitar tu experiencia en el cuidado de tu piel y en tu skin care routine.
 

Cepillo exfoliador

Esta el eléctrico con el que puedes cambiar los cepillos y además es giratorio lo que permite que puedas limpiar a profundidad tu piel y quitar residuos de maquillaje o bien el cepillo en seco que elimina impurezas y células muertas.


Bandas

Para recoger tu cabello y evitar que estorbe están las ligas, el material es como el de las toallas así que si se moja no hay problema. Hay muchos diseños que son lindos y funcionales.




Eye patches

Para cuando sientas que estas un poco inflamada, estos te ayudarán a relajar tu piel y evitar esa inflamación en tus ojos, es mejor si los utilizas fríos.



Sigue estos simples pasos y podrás darle un cambio a tu piel, se verá saludable y con brillo. Espero que estos consejos te sirvan y te nos vemos en mi siguiente post.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos