comunidades

Cómo vestir para ir a la oficina





Escoger la ropa adecuada para ir al trabajo a veces se vuelve tarea imposible. El clima, el protocolo de la empresa o tus gustos personales son factores que influyen para escoger el outfit perfecto. 

En este post te voy a dar algunas ideas de cómo vestir dependiendo de los requerimientos de tu empresa para que siempre luzcas perfecta y seas la envidia de todos tus compañeros. ¿Te animas? ¡Sigue leyendo!
 

1. Formal:

Si tu lugar de trabajo te pide que todos los días vistas formal, puedes intercalar pantalones con faldas y vestidos. Siempre escoge un corte adecuado para tu tipo de cuerpo y prendas que sean cómodas para ti. Busca telas que transpiren y tengan buena ventilación para evitar que te sientas incómoda. Sobre el calzado, intercala tacones altos con unos más bajos para que tus pies también puedan descansar.

2. Semiformal:

Hay ocasiones en las que el protocolo de empresa te permite ir cómoda pero arreglada hasta cierto punto. Para estas ocasiones, puedes utilizar jeans, evita que estén rotos o deslavados, con una blusa más formal y blazer. Puedes usar tacones o en su defecto zapatos tipo Oxford o mocasines.

3. Informal:

Si definitivamente en tu empresa son flexibles y te permiten vestir de la manera que más te guste, tienes una gran ventaja. Siempre recuerda seguir tus gustos y estilo personal pero ser coherente con lo que vistes según dónde trabajes. Seguramente con unos pantalones vaqueros, camisa y un buen accesorio como un pañuelo o collar llamativos completarán tu look para cualquier día de la semana.

4. Viajes:

¿Tienes que salir de la ciudad por trabajo y no tienes ni idea de por dónde empezar? Haz tu maleta con el tiempo suficiente para planear todo lo que vas a usar. Intenta llevar prendas de colores neutros como blanco, azul o negro, que puedas combinar con cualquier otro color. Piensa en el calzado, lleva el número de pares necesario pero no exageres, acabarás utilizando los más cómodos. Sobre la ropa de planchar, si no tienes plancha donde te vas a hospedar, puedes colocar esas prendas hasta arriba de la maleta o inclusive con la plancha o secadora del cabello puedes hacer maravillas.

5. Eventos especiales:

A lo mejor tienes un evento que requiere un código de vestimenta determinado. Si no tienes posibilidad de gastar dinero en un outfit completo, no te preocupes ni pierdas la paciencia. Recurre a tus básicos favoritos e invierte en unos pendientes de fantasía o en un brazalete. Despista a los más fijados con un peinado novedoso o un nuevo maquillaje, los dejarás sorprendidos y desviarás la atención a otros detalles.


Espero que hayan sido útiles estos consejos. Comparte cómo vistes tú para la oficina y qué es lo que más te gusta utilizar. ¡Nos vemos en el siguiente post!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos