comunidades

Cómo conseguir unos labios con más volumen usando maquillaje

Si te perdiste el directo de belleza la semana pasada en Facebook ¡no te preocupes! Aquí te traemos el tutorial de nuestra compañera Natalia del canal Charada. Aprende a dar volumen a tus labios sin cirugías. ¡Solo con maquillaje!



Primero, antes de comenzar a maquillar nuestros labios debemos asegurarnos de que la superficie no tenga pellejitos. Para conseguirlo, podemos hacer dos cosas. La primera, usar un exfoliante natural a base de azúcar blanco y aceite, o bien, si no tenéis mucho tiempo, pasar un cepillo de dientes haciendo movimientos circulares. ¡Pero no te pases apretando!, hazlo suavemente. 

Después aplica un poco de bálsamo labial o vaselina para hidratar la zona. Puedes hacerlo antes de empezar a maquillar el resto de la cara. Si aún quedan restos cuando vas a comenzar a maquillarte los labios, retíralo con una servilleta o un trozo de papel higiénico.

¿Comenzamos?

1. Con un primer, si es específico para esta zona mejor, vamos a alisar el labio. Esto unificará el tono y además proporcionará una base que hará que el labial dure mucho más tiempo en su sitio.

2. Con un lápiz de labios de un color claro o del mismo tono que nuestro labio, vamos a delinear sutilmente por encima de la línea, e incluso un pelín por encima, pero sin que quede exagerado. Cuando acabes, rellena el resto del labio, desde las comisuras hasta el centro, pero sin colorear la parte central, tanto arriba como abajo.

3.  Ahora, con un lápiz aún más claro, o blanco, vamos a rellenar la parte central que hemos dejado sin colorear en el paso anterior. Y, cuando este listo, difumina e integra los dos tonos con el dedo o con un pincel plano. Es importante asegurarse de que tanto nuestra mano como el pincel estén completamente limpios. ¡No tapes el delineado exterior!

4. Selecciona dos labiales de la misma gama de color, como por ejemplo dos rosas, uno más oscuro y otro más claro con partículas brillantes. Aplicamos el más oscuro desde las comisuras hacia el centro, con el mismo procedimiento anterior dejando el centro sin pintar. 

5.  Al igual que con el lápiz blanco, aplica el labial más claro en el centro con ligeros toques. Si no tienes ninguno que te sirva puedes usar un brillo de labios o un gloss. ¡El efecto es el mismo!

6. Aplica tu base de maquillaje en las zonas en las que haya o tengas imperfecciones y así las corregirás sin problemas. Este paso también servirá para iluminar más la zona al limpiar los alrededores.

7. Puedes aplicar iluminador en el arco de cupido y en la barbilla, jugando con las luces y las sombras para resaltar esas zonas. También puedes iluminar la zona central del labio con un poco de iluminador en polvo o, en caso de que no tengas, usando una sombra metalizada del mismo color que los labiales que hayas utilizado.

¡No te pierdas el paso a paso!



¡Ponlo en práctica! Y, recuerda, te esperamos cada miércoles con un nuevo vídeo-tutorial de belleza en directo en la página de belleza en Facebook.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos