comunidades

12 trucos para usar la plancha de pelo

A todas las mujeres nos ha pasado alguna vez que tenemos el cabello de una forma y lo queremos de otra. Por ejemplo, una chica con el pelo ondulado, adora el pelo liso. Y al revés. Es comprensible, siempre queremos lo que no tenemos, pero si a este problema le añadimos una continua pelea con la plancha del pelo, obtenemos nuestro día a día. 



Por eso hoy, hemos decidido hablaros de algunos consejos para que os sea más fácil usar la plancha del pelo. Es importante tener un pelo sano ya que no es recomendable usarla mucho porque puede dañar bastante a nuestra melena debido al calor. 

Tipos de planchas

Antes de empezar, debemos resaltar que tenemos que saber qué tipo de planchas existen porque no todas nos sirven para lo mismo: 

 - Por una parte tenemos las planchas cerámicas que distribuyen mejor el calor. Por lo tanto son las más aconsejables ya que evitan quemar el pelo.

- Por otro lado, están las de titanio. Calientan más rápido. Se aconseja un uso correcto de estas planchas porque el peligro de quemárselo es más alto que las de la cerámica.

- Por último, nos encontramos las de turmalina que es un mineral para recubrir las placas y crea un efecto más brillante, liso y menos rizado en nuestro pelo. 

Tipos de tenacillas


También nos podemos encontrar un derivado de las planchas que son las tenacillas. Pero, ¿qué tipos hay? Se diferencian según su forma:

- Con pinza que aporta calor en ambos lados por lo que el rizo nos aguantará más.

- Cono ancho para unas ondas más grandes y abiertas.

- Cono delgado para ondas más pequeñas y cerradas.


Trucos y consejos:


1. Antes de usar la plancha o tenacillas debemos asegurarnos de que nuestro pelo está totalmente seco. Con planchas cerámicas o titanio puede estar un poco húmedo pero no es aconsejable. 

2. Es indispensable que usemos protector de calor para evitar dañar más de lo necesario el pelo. 

3. Aunque no nos gusten, si queremos una mayor fijación de nuestro peinado, debemos usar laca. Puede ser algo molesta, pero es efectiva. 



4. El calor que empleemos no debe superar más de los 365 grados. De hecho muchas planchas no superan ni los 250 grados para evitar abrasar el pelo.

5. Para obtener un mayor volumen en la coronilla, planchamos el cabello hacia arriba y hacia el techo.



6. Para hacer un ondulado: comenzando desde la raíz, sujetamos la plancha y giramos el mechón hacia abajo. Después lo movemos hacia abajo y lo volteamos hacia el lado contrario. Repetimos otra vez para dar más ondas pero rápido para evitar alguna abolladura. Continuamos con esto hasta el final. Una vez ya hecho, pasamos los dedos por el pelo y añadimos laca si lo vemos necesario.



7. Una forma de hacernos un rizo es agarrarnos con la plancha un pequeño mechón de pelo desde la raíz. Lo levantamos hacia el techo. Envolvemos el cabello alrededor de ella mientras que esta recta. Giramos la plancha hacia atrás, es decir hacia nuestra cabeza dos veces. Después deslizamos hacia abajo el pelo mientras que lo sostenemos hacia el frente con nuestras manos. 



8. Otro truco que funciona, más rápido y sencillo es enrollar nuestro mechón como vemos en la foto y plancharlo una vez hecho. Quedarán unos rizos naturales.



9. Uno de los que más uso, es muy similar al anterior. Son para aquellas personas que tienen plancha pero no rizadora. Cogemos dos lapiceros o rotuladores. Los colocamos en fila, los forramos con papel de aluminio y este será nuestro soporte en donde enrollaremos nuestro cabello. Ya hecho, pasamos la plancha por encima, la mía es de dos caras de calor y cerámica, y aportamos el calor que consideremos necesarios. Una vez hecho, quitas la guía y te quedará un rizo sencillo. Importante saber que según como lo enrollemos obtendremos un rizo u otro.



10. Si queremos hacer un rizo más duradero, comenzamos lo más cerca de la raíz a rizar. Esto no solo hará que aguante más, parecerá que es más largo nuestro pelo.

11. Para un cabello fino y delgado o teñido es aconsejable usar un calor menor de 200 grados. Mientras que 200-300 para cabellos muchos más gruesos.

12. Según la posición en la que usemos las herramientas tendremos distintos resultados. Las tenacillas en vertical, el resulta será un rizo. Si las ponemos en horizontal, obtendremos una onda. Pasa similar con la plancha. En vertical nos dará unas ondas más suaves mientras que en horizontal un rizo más definido.



¿Qué os han parecido estos trucos? Esperamos que os hayan gustado. No dudéis de contarnos en redes sociales. 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos