Zona de Belleza Idea guardada 37 veces
La valoración media de 115 personas es: Excelente

10 alimentos que te ayudan a quemar grasa abdominal




Tener un poco de barriguita o curvas, es completamente normal y lo más bonito de una mujer. Es verdad que a veces nos gustaría tener unos kilos menos o poder ponernos vestidos hiperajustados y vernos divinas y no tener la sensación de que el vestido va a explotar, porque es simplemente eso, nuestra sensación. Desde aquí, queremos decirte algo, todas somos perfectas a nuestra manera, y debemos aprender a querernos a nosotras mismas para sentirnos seguras y con ganas de comernos el mundo. Sin embargo, si piensas que te sobran unos kilitos de la zona abdominal o simplemente quieres estar más sana, mejorando tu dieta un poco es muy posible que los pierdas en poco tiempo. Eso sí, no debes olvidarte de hacer ejercicio y de beber al menos dos litros de agua al día.

alimentos para quemar grasa abdominal


  Factores que generan la grasa abdominal

Hay muchos factores que pueden contribuir a la creación de este factor tan molesto para la mayoría de mujeres. Estos factores pueden ser llevar una vida sedentaria, es decir, no hacer casi nada de deporte nunca y pasar la mayor parte del tiempo en el sofá o sentada. Otro factor importante es la mala alimentación, sobre todo el consumo frecuente de comida rápida y platos preparados que lleven mucha grasa. Finalmente, otros factores pueden ser la genética, los cambios hormonales o el estrés.

alimentos para quemar grasa abdominal


  Alimentos que ayudan a perder grasa abdominal

 
Productos lácteos desnatados o muy bajos en grasa. Los productos lácteos como la leche, el queso o los yogures 0% grasa son una gran fuente de calcio, un nutriente que ayuda a romper la grasa y por consiguiente, a eliminarla.

Los cítricos. Los frutos cítricos, como la naranja o el limón tienen un alto contenido en vitamina C, que ayuda a procesar más rápido la grasa que consumimos y por lo tanto, ayuda a que no se acumule en las zonas que menos deseamos.

Las almendras. Las almendras son uno de los frutos secos con más propiedades que existen, ya que llevan omega 3, calcio, fibra y muchos más. Además de ser una gran fuente de energía, también ayudan a activar el metabolismo, lo que hará que no se nos acumule la grasa que no deseamos en la zona abdominal.
La avena. La avena es un conocido purificador de la sangre, ya que gracias a los muchos nutrientes que contiene, libera la sangre de toxinas y de grasas. Además, también gracias a los altos niveles de fibra que contiene, ayuda a prevenir la aparición de colesterol. Como veis, todo son beneficios.

El aceite de oliva. El aceite de oliva es muy rico en grasas no saturadas, las mejores grasas para el organismo y las que no se transforman en grasa acumulada. También ayuda a que los nutrientes de los alimentos que consumimos se absorban mejor, y a reducir los niveles de colesterol.

El salmón. El salmón es un pescado rico en Omega 3, que también contiene grasas buenas para el organismo, del tipo que ayuda a que la grasa que no favorece el organismo no se acumule.

Las nueces. Las nueces ayudan a reducir los niveles de cortisol, causados por el estrés, que ayudan a ganar peso. Sobre todo, recuerda que debes consumirlas de forma adecuada y nunca abusar demasiado de ellas.

El melón. El melón contiene altos niveles de potasio, un nutriente que controla los niveles de hinchazón y los reduce notablemente.

Espinacas, brócoli y espárragos. Estos alimentos casi no contienen calorías, y hacen que los intestinos absorban menos grasa. Además, puedes comerlos tanto como quieras, ya que casi no contienen calorías.

Frutos del bosque. Finalmente, los frutos del bosque contienen altas cantidades de agua y de fibra y casi no contienen calorías. Por si fuera poco, también tienen antocianinas, un nutriente que inhibe la asimilación de azúcares y grasas al organismo.  

Fuente: este post proviene de Zona de Belleza, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos