Diario de la negra flor Idea guardada 67 veces
La valoración media de 255 personas es: Muy buena

Gel de linaza: hidratación y definición para pelo rizado

¿Tienes el pelo rizado? ¿Te gusta lucir unos rizos definidos? ¿Has probado con diferentes marcas de lacas, espumas y geles fijadores, pero ninguno te convence? ¿Sientes que todos los productos te dejan el cabello reseco?

Si has respondido que sí a alguna de las preguntas anteriores, quédate a leer este post, porque hoy te ofrezco una opción económica y natural para lograr un cabello sano, hidratado y con unos rizos definidos. 

Imagen 0


Qué es el gel de linaza

Las semillas de lino o linaza son, como su propio nombre indica, las semillas de un cereal con muchos beneficios para el organismo. A nivel interno y al poseer gran cantidad de fibra dietética, son una gran fuente vegetal de ácidos grasos Omega 3; su cantidad de fibra es muchísimo mayor que la del resto de cereales así que se aconseja para la reducción de peso y del colesterol.

Pero hoy quiero centrarme en los beneficios que pueden tener las semillas de lino de manera tópica, aplicadas al cabello.

El hecho de que la linaza contenga grandes cantidades de Omega 3, hace que sea un buen producto para promover el crecimiento del cabello. Además, se convierte en un buen protector para el cabello rizado que, como ya sabes, es seco por naturaleza. Además de ser seco de por sí, si además nos teñimos o abusamos del calor (secador o blower y planchas) tenemos que asegurarnos de proteger nuestro cabello para evitar la rotura y la caída del cabello. Y el gel de linaza se convierte en una muy buena opción.

El gel de linaza le dará a tu cabello brillo e hidratación, además de nutrirlo. También es un producto fijador que, a diferencia de los productos de fijación habituales -laca, gomina, espuma- no deja residuos en el cabello, así que se retira muy fácilmente con agua tibia.

En el siguiente vídeo podrás ver cómo preparar el gel de linaza:


Estos son los ingredientes que usé para hacer el gel:

- Dos tazas de agua.
- Una taza de semillas de lino.
- Phenonip, un conservante.
- Unas gotas de aceite esencial de limón.

Si vives en España, puedes comprar las semillas de lino en la sección de dietética de gran cantidad de supermercados; y si no, puedes conseguirlas en tiendas especializadas de dietética y productos naturales. Si no te gusta el aroma que le da la esencia de limón, usa cualquier otro aceite esencial de tu preferencia; no hay problema por eso.

En cuanto al agua, tus potingues caseros quedarán mejor con agua destilada, ya que no contiene residuos ni depósitos. Eso alargará la vida de tus preparaciones.

Cómo preparar el gel de linaza

Pon el agua destilada en un cazo y llévalo al fuego. Cuando esté a punto de hervir, añade las semillas de lino al agua. Ve removiendo para que las semillas no se peguen en el fondo del cazo.

Verás que, conforme remueves, las semillas empiezan a soltar un líquido viscoso, un gel que espesará el agua. Cuando hayas alcanzado esa textura de gel, retira el cazo del fuego. No esperes demasiado parar retirar el cazo porque, si no, el gel se convertirá en una pasta más difícil de trabajar.

Cuela la mezcla con un colador de tela. Después de colar el gel, añádele el phenonip y el aceite esencial que hayas escogido. Si no encuentras phenonip, tampoco te preocupes. El aceite esencial que le agregues, también actúa como conservante. Remueve bien la mezcla y, después, ya podrás envasarla.

Cuando hayas envasado tu mezcla, recuerda etiquetarla con el nombre, los ingredientes y, sobre todo, con la fecha de preparación, así podrás saber más o menos cuánto tiempo te durará. Y, por supuesto, conserva siempre la mezcla en la nevera para que se mantenga en buen estado durante más tiempo.

¿Conocías el uso de la linaza parar el pelo rizado?

Si te gustan mis posts, sígueme en mi página de Facebook y no te pierdas las publicaciones de mi blog.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos