comunidades

Consejos de belleza para lucir un cabello sano y luminoso



Hola chicas! Cómo hace mucho que no os hablo sobre el cabello, hoy os voy a dejar unos consejos de belleza para lucir una melena sana y luminosa. Yo soy de las que se cuidan mucho el cabello porque creo que es una carta de presentación muy importante ya que un cabello descuidado, desluce nuestra imagen por muy bien arregladas que vayamos, así que si a vosotras también os gusta dar esos mimos tan necesarios a vuestro pelo para que luzca precioso, este post os encantará.

1-El primer paso a dar es saber si nuestro cabello está en buenas condiciones o no, para averiguarlo pasaremos el dedo índice y el pulgar por un mechón y observaremos si se deslizan con suavidad. Si nuestros dedos notan pequeñas protuberancias es porque las escamas de la cutícula del cabello están abiertas y se enganchan unas con otras, provocando nudos y enredos. El estado del cabello en este caso, nos indica que está deshidratado y quebradizo además de tener un aspecto mate, encrespado y con puntas abiertas. Para reparar los cabellos en tal estado y mantenerlos suaves, sanos y brillantes, necesitaremos aportarle proteínas, vitaminas, minerales y grasa, mediante el uso de cosméticos y también mediante una alimentación adecuada.

Si nuestro cabello está en el grupo de rizados, teñidos o maduros también es posible que lo notemos seco por diversas razones:

Los cabellos teñidos o permanentados y los cabellos en los que se usa mucho la plancha y otros aparatos de calor, acaban sufriendo deshidratación y fragilidad.

Los cabellos rizados suelen romperse con más facilidad que los lisos y también tienen tendencia a ser más secos.

Los cabellos maduros y los que se exponen mucho al sol o bien a agresiones medioambientales como el viento, también tienden a resecarse.



2-Una vez que conocemos el estado real de nuestra melena, pasaremos a cuidarla de la forma más adecuada con estas pautas de cuidado y hábitos:

Para lucir una melena sana y prevenir daños, es importante usar los cosméticos adecuados pero también hay que cuidar el pelo de la forma adecuada.

-Lavar el cabello con la cabeza hacia atrás es lo ideal ya que así se mantiene la caída natural del cabello y el agua y los cosméticos resbalan por él evitando que se formen enredos.

-Secar sin frotar evitará que se dañe el cabello ya que al frotar el pelo lo podemos romper. Lo ideal es envolverlo con una toalla y realizar ligeras presiones para absorber el agua que sobra.

-Usar bien el secador: El calor reseca nuestro pelo así que debemos extremar los cuidados a la hora de secarlo, pasar la plancha o las tenacillas. Los dos últimos métodos sólo deben usarse cuando el pelo está seco, ya que si está húmedo, se abriría la cutícula y se deterioraría. El secador debemos mantenerlo 20 centímetros alejado del cabello y con el aire templado.



3-Los cosméticos ideales:

-Champú para cabello seco: Con este producto aportaremos la hidratación que necesita. Debemos usar poca cantidad. Si vemos que necesitamos más, reaplicamos. No debemos frotar el cabello ni el cuero cabelludo, es mejor amasar suavemente con las yemas de los dedos y aclararlo bien con agua.

-Acondicionador: Debemos usarlo cada vez que lo lavemos para reforzar la hidratación y el brillo, y de paso facilitar el peinado. Lo aplicaremos de medios a puntas, nunca en la raíz ya que le aportaríamos un peso excesivo y restaríamos volumen a la melena.

-Mascarilla: Lo ideal es aplicarla una o dos veces por semana. Los lípidos que contiene (aceite de oliva, argán, coco o manteca de karité) aportan ácidos grasos omega 3, 6 y 9 y vitaminas del grupo E, que nos ayudan a reparar y reforzar el pelo. Este producto también lo aplicaremos solamente en medios y puntas.

4-Dieta variada y equilibrada: El cabello y la piel se alimentan también desde dentro, así que es muy importante aportar a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para tener una dieta rica y variada.

-Frutas frescas y verduras: Son ricas en vitaminas y minerales, elementos necesarios para luchar contra el envejecimiento.

-Frutos secos y aceite de oliva: Nos aportan ácidos grasos, vitamina E y selenio, todos ellos potentes activos antienvejecimiento.

-Carne, pescado y huevos: Contienen proteínas, las cuales se encargan de formar y mantener la estructura del pelo, así como zinc, necesario para su crecimiento, y hierro y cobre, necesarios para mantener su salud, brillo y color.



5-Un refuerzo imprescindible:

-Aceite: Un producto muy hidratante y nutritivo debido a su alto contenido en ácidos grasos esenciales y vitaminas. Los aceites cosméticos nos ayudan a reparar los daños, a prevenir el envejecimiento y proteger de las agresiones a nuestro pelo. Los aceites capilares más conocidos son los de argán, almendras, monoí de Tahití, coco, aguacate, oliva, jojoba o sésamo.

-Sérum: Su base es acuosa, contienen una alta concentración de activos y se utilizan para reparar el cabello en profundidad. Son muy efectivos para tratar el pelo encrespado, muy dañado, con puntas abiertas y quebradizo. Se pueden aplicar sobre el cabello seco o mojado, en la zona de las puntas.

Y con estos sencillos pasos, notaremos rápido los resultados ya que nuestro cabello agradecerá estos cuidados mostrándose más sano, brillante y suave.

Yo suelo seguir todas estas pautas y mi pelo siempre está en buenas condiciones. ¿Y vosotras? ¿Tenéis alguna rutina especial o algún producto que os funcione especialmente bien? Dejadme vuestros comentarios a continuación. Me encantará leeros.

Hasta pronto bellezas! Un beso enorme!!!!!

Fuente: este post proviene de My beauty colors, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos