Blog de siempredignas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Qué método de depilación del rostro escoger?

Las mujeres nos preocupamos mucho de no tener pelos en la cara. Hablamos del bigote, la barbilla, el mentón, las cejas pero también las patillas, las mejillas y el entrecejo. Por lo general, se trata de una situación que provoca incomodidad y hasta vergüenza

La depilación del rostro requiere unas herramientas distintas a las que usamos en el resto del cuerpo, así como unos cuidados específicos, porque la piel de la cara es mucho más fina y sensible,  y no podemos aplicar cualquier método de depilación. Hay que buscar uno que nos resulte efectivo, y lo menos doloroso posible.

Métodos de depilación facial

– Crema depilatoria: es un método rápido, práctico, fácil ya que lo puedes hacer en casa, por poco dinero y no es doloroso, pero su principal desventaja es que también puede provocar alergias y la duración de sus resultados es breve, ya que el vello no se saca desde la raíz. Así que tendrás que hacerlo más a menudo, pero para ocasiones de emergencia es una buena opción.

– Crema decolorante: sirve para aclarar el color del pelo, de forma que se note menos pero no lo elimina. Es una opción sobre todo para las mujeres que no tienen demasiado vello. A veces, los productos que se utilizan en el proceso son irritantes, por lo que pueden afectar a quienes tienen la piel sensible.

Hojas de afeitar: aunque a éstas hay que agregarles considerables inconvenientes, como que pueden producir cortes e infecciones, ya que los pelos tienden a incrustarse más fácilmente, asimismo, es posible que tras el afeitado, los vellos crezcan más gruesos, lo que claramente se aleja del objetivo que se busca.

Desde la raíz

– Pinzas de depilar: este método es recomendable para aquellas zonas donde no crecen muchos vellos -las cejas, por ejemplo-, pero si quieres usarlo para lugares en que el crecimiento es más profuso (patillas, o incluso mentón), tendrás que pasar mucho tiempo con las pinzas en la mano, sin contar con que además de seguro te dolerá. La ventaja de las pinzas es que sacan los pelos desde la raíz, por lo que éstos se demoran más tiempo en crecer. Pero, a la vez, los tirones provocan irritación y pueden hacer que los vellos terminen encarnándose. Es económico, pero implica tener tiempo y paciencia.

– Cera caliente: ha sido el método más habitual durante años. Su eficacia es bastante alta y se puede hacer en casa, con lo que no es muy costoso. La ventaja de este sistema es que los pelos no crecen tan rápido e incluso comienzan a debilitarse si se realiza en forma repetida. Su mayor inconveniente es que la alta temperatura de la cera, sumada a los tirones, puede provocar quemaduras, irritaciones en la piel y más en la del rostro, mucho más sensible que la de otras partes del cuerpo, como las piernas. Además es posible que los vellos se encarnen, así como también que los lugares donde se aplique la cera comiencen poco a poco a oscurecerse.

– Cera fría: reduce el riesgo de quemaduras, pero hay que tirar más fuerte por lo que la posibilidad de causar lesiones es mayor. La ventaja es que te la puedes hacer en tu casa. En esta categoría entrarían también las bandas depilatorias.

– Depilación con hilo: es una técnica milenaria que tiene sus orígenes en la India y la antigua Persia. Se utiliza un hilo de algodón que se hace girar sobre la piel para que vaya sacando los vellos y, a la vez, debilitándolos, ya que los extrae de lado y no de frente como lo hacen las pinzas. De esta manera, el pelo nuevo se demora más tiempo en aparecer. La depilación con hilos permite deshacerse hasta de los pelos más pequeños, aunque para algunas el proceso puede resultar algo molesto. Aunque encontrarás tutoriales en internet que te enseñan a hacerla, si quieres resultados óptimos nuestra recomendación es que acudas a un centro de belleza.

– Depiladora eléctrica: aunque hace años solo servían para eliminar el pelo del cuerpo, ahora existen depiladoras también para la cara. Eliminan el vello de raíz, así que te aseguras que te dure hasta 4 semanas. Es un método práctico porque lo haces en casa cuando lo necesitas, pero tienen el inconveniente de que en zonas sensibles puede resultar un poco doloroso.

De larga duración

Es importante tener claro que la depilación definitiva no existe y que lo más cercano a ella es la denominada “de larga duración o prolongada” que se logra con dos técnicas: el láser y la luz pulsada intensa (IPL).

Depilación con láser diodo: el cual trabaja en forma de barrido y, además, posee una tecnología de enfriamiento, lo cual protege la piel de posibles quemaduras. El láser permite deshacerse de entre un 60 y un 80% de los vellos de la zona tratada, en tratamientos que por lo general se extienden por 10 sesiones, espaciadas por entre un mes y medio y dos meses. Además, se recomienda una mantención de una o dos veces al año, para que aquellos pelos que vuelven a salir no sean retirados con otro sistema y se vuelva a iniciar el ciclo de crecimiento. Aunque el láser incluso a veces es recomendado por dermatólogos para personas en tratamiento de acné, esta tecnología no debe utilizarse en quienes tienen tatuajes en el rostro, pacientes con diagnóstico de cáncer o embarazadas. Asimismo, quien se lo realice debe tener la precaución de utilizar filtro UV después de cada sesión y no tomar sol durante los tres días posteriores a ella.

Tecnología IPL: trabaja de manera muy similar al láser, es decir, destruye la melanina que está ubicada en el folículo piloso, y se diferencia de éste en que el espacio que abarca es mayor, ya que la luz no sólo sale por un punto, sino que es como una especie de flash fotográfico. La depilación con Luz Pulsada Intensa se puede realizar en centros profesionales, pero también en casa con equipos especialmente diseñados para el uso en el hogar. Para que el tratamiento sea totalmente seguro, este equipo posee un sensor que selecciona la potencia más adecuada para cada tipo de piel. Asimismo, trae un instructivo específico para la depilación de la zona del rostro. No obstante, antes de utilizarla se recomienda hacer una prueba en un área pequeña de la cara y esperar 48 horas para ver si hay alguna reacción. No pueden utilizarla mujeres con piel demasiado oscura o cabellos muy claros (rubios, canos o grises). Además, se aconseja como método de depilación desde los 15 años en adelante.
Foto: http://bit.ly/1ZtkSwQ

La entrada ¿Qué método de depilación del rostro escoger? aparece primero en SiempreDignas.com Consejos Mujeres Blog Belleza.

Fuente: este post proviene de Blog de siempredignas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos