Blog de AdrienPalma Idea guardada 67 veces
La valoración media de 94 personas es: Muy buena

Verdades y mentiras del formol



Imagen 0


¿Sabeís? Llevo tanto tiempo respondiendo a preguntas sobre el formol, que me parece que es bueno que os escriba sobre este tema. Por un lado, quiero comentaros lo que hay de cierto y, por otro lado, ayudaros a que no recibáis tratamientos que puedan ser peligrosos para vuestra salud.

La Organización Mundial de la Salud declaró el formol (una disolución de formaldehído al 40%), que se venía usando mucho en textiles y en conservación de tejidos orgánicos, como una sustancia cancerígena si se inhala por vías respiratorias. Cada país, en sus leyes, ha recogido este hecho irrefutable de modo diferente: en Alemania se ha prohibido totalmente su uso en cosméticos, champús y todo tipo de productos de belleza. En España aún se autoriza una concentración máxima de 0,2%, y sigue usándose sobre todo para las lacas de uñas como endurecedor.

El problema surge cuando llegan a España los primeros productos para alisado de queratina desde Brasil y desde Miami. Marcas que se han usado mucho en España han sido ahora prohibidas por tener concentraciones superiores al 2% (¡diez veces más de lo autorizado!).

Pero llegan aún "queratinas" que pasan sin control aduanero como envíos entre particulares y sin las autorizaciones sanitarias oportunas. Yo diría que es un puro contrabando, sin más. Y hay redes comerciales que las están llevando a salones de peluquería a los que no se les dice la realidad de sus componentes. Muchas veces se dice que tiene registro de ANVISA (la Autoridad de Vigilancia Sanitaria de Brasil) y su número de registro, con todo legal. La verdad es que eso no quiere decir nada, ya que Brasil no tiene controles sanitarios eficientes que garanticen la inocuidad de esos productos, u otras veces en las fábricas se añade formol sin declararlo. Obtienen el número de ANVISA como un mero champú y así pasan el control sin problema.

Afortunadamente, cada vez son más los fabricantes e importadores que están sacando al mercado queratinas sin formol, ni siquiera el 0,2% permitido. Posiblemente, la duración del alisado y el brillo sea un poco inferior a las que tienen formol (u otros derivados que a veces son aún más peligrosos), pero la salud lo agradecerá. Nosotros hemos apostado hace mucho tiempo por esta opción, ya que está en juego la salud de los clientes y de los profesionales. Podéis verlo en http://www.blackandwhitepeluqueros.es .

¿Cómo distinguir una "queratina" que tenga formol? No es difícil. Os recomiendo que os enseñen el bote (normalmente el paso 2 del tratamiento) y os lo dejen oler. Si os empiezan a llorar los ojos, o a picar la nariz, es casi seguro, por no decir seguro, que tiene formol. Os digan lo que os digan, no os apliquéis ese tratamiento. Como os comento, muchas veces los peluqueros no saben la realidad y lo hacen de buena fe, pero os recomiendo que apliquéis vuestro propio juicio.

Aunque durante el planchado salga algún tipo de humo, no quiere decir nada. Son vapores normales de los alcoholes que se evaporan por el calor de la plancha, pero si estos vapores o hacen llorar... mala señal. Es formol. Si no pican los ojos, no os preocupéis.

Cuidad vuestro pelo, pero sin poner en riesgo vuestra salud. Espero que estos pequeños consejos os sean de utilidad.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos